Por qué las PYMES deben usar BIM

Cuando se trata de grandes estudios de arquitectura o empresas de ingeniería, los beneficios que tiene BIM se ven claramente. Todas las compañías de gran tamaño saben las ventajas que aporta este nuevo sistema, y sobre todo,  las facilidades que tiene para trabajar de forma colaborativa. Sin embargo, las pequeñas empresas siguen trabajando con programas que ralentizan sus procesos de trabajo, tienen pequeños presupuestos y no cuentan con el personal especializado con el que sí cuentan las grandes empresas. Con BIM se optimiza el trabajo en muchos sentidos, recorta el trabajo y el tiempo innecesario a la hora de realizar un proyecto, lo que permite a las empresas sacar el máximo partido. Claro está que hay una curva de aprendizaje. Hay que verlo desde una perspectiva de hábito, forma de trabajo, estructura, metodología. BIM es una forma de trabajar que tienes que aprender a sacarle provecho. Como toda herramienta depende el buen uso que le des y sepas usarla. Y eso se consigue con la puesta en práctica y el rodearte de personas que te aporten valor.

¿Por qué las PYMES deberían dar el salto a la metodología BIM?

1. Velocidad

La mayoría de las PYMES trabajan con programas que ralentizan el trabajo. BIM es la solución para grandes proyectos ya que permite a arquitectos, ingenieros y consultores trabajar con la misma información. De esta forma, se optimizan los proyectos ya que ahorras tiempo que se puede aprovechar en otros trabajos.

2. Ahorro

Hoy en día en las empresas hay mucha más competencia y es importante contar con todas aquellas herramientas que ayuden a mejorar y recortar gastos y tiempo. Así, esta metodología permite que puedas asumir grandes proyectos, aunque seas una PYME, y multiplicar la cantidad de áreas y trabajos que tu empresa pueda cubrir.

BIM tiene una visión global del ciclo de vida de una instalación. Se puede dedicar más tiempo a planificación, análisis y gestión de la información y hacerte pensar que se dedica más tiempo innecesariamente. Sin embargo, esto te permite reducir el número de fallos o cambios en hitos futuros. Esto es muy importante porque cuanto más tarde en el ciclo de vida se plantee un cambio más costoso es si repercute en todas las fases anteriores. Por ejemplo, fallos de diseño que identificas en construcción y te hace replantear el diseño. Más costoso aún encontrarte ese fallo en fase de mantenimiento. E igualmente se aplica si solo te encargas de una fase. Tampoco te van a preferir si no aportas a una buena interoperabilidad de la información entre los distintos interesados.

3. Efecto sorpresa

Cuando un cliente está acostumbrado a trabajar con PYMES, sabe hasta dónde puede llegar una empresa de este tamaño. Sin embargo, si la empresa presenta un proyecto en el que se ha utilizado la metodología BIM y le da la posibilidad al cliente de visualizar el proyecto, esta empresa aporta valor.

4. BIM es el ahora

Todavía se puede seguir trabajando sin utilizar BIM, sobre todo en empresas de pequeño tamaño. Sin embargo, la tendencia que marcan las grandes empresas y los gobiernos es que el camino es el BIM. Hace poco decíamos que BIM es el futuro. Ese futuro ya es ahora.

5. Competencia

Cuando sale un nuevo proyecto, las empresas pequeñas intentan competir con las grandes para intentar llevárselo, aunque las probabilidades sean encasas. Pero, con este nuevo método de trabajo, las diferencias se acortan y las pequeñas empresas pueden tener la oportunidad de compartir en mejores condiciones y brillar.

6. Crecimiento

Con BIM tus imágenes pasarán a ser sorprendentes. Cuando quieres conseguir nuevos clientes, tu mejor carta de presentación  son aquellos proyectos que hayas realizado. De esta manera, con BIM tienes más oportunidades para convencer a nuevos interesados en tu trabajo.

7. Confianza

Una de las principales claves para que una PYME sea viable, es conservar a aquellos clientes que se ha ido ganando a lo largo del tiempo. Conseguir que los clientes quieran volver a precisar de tus servicios te aporta estabilidad. Esa es otra de las razones por las que es importante dar el salto a BIM para una pequeña empresa. Además, BIM abarca desde el diseño hasta el mantenimiento. Aportas a un todo que debe pensar en toda la vida de la instalación.

8. Formación rápida

Si hay algo que llama la atención dentro de BIM, es lo rápida, sencilla y económica que puede ser la formación en esta metodología.

El paso de modelar en CAD a modelar en BIM es normal que sea difícil para las empresas de menor tamaño. Para pasar a BIM hay que superar algunas barreras ya que todo cambio supone un coste. La necesidad de adaptación a esta nueva forma de trabajo y volver a aprender.

Lo más importante para la mayoría de los clientes es que un proyecto se complete en el momento oportuno y con el presupuesto que se ha previsto. BIM permite a los arquitectos crear más fácilmente documentos de construcción correctos, y por lo tanto, predecir mejor el coste.

El aprovechamiento de la tecnología BIM infunde confianza en su trabajo, al mismo tiempo aporta que con un vistazo se pueda ver el proyecto antes de su construcción. Detectar errores de diseño antes de la construcción. En la actualidad, el tiempo es el activo más valioso que tiene una pequeña empresa. Adaptarse o morir.