¿Metodología BIM o Método tradicional?

Por Andrés Adolfo De Jesús Narváez, alumno del Máster BIM.


¿Metodología BIM o Método tradicional?

El método tradicional ha estado desde los inicios y ha permanecido durante varios siglos ya que los ingenieros, arquitectos y especialistas del sector de la AEC utilizaban métodos clásicos como hojas, papel y tinta.

A mediados del siglo XX se comienza a generar el cambio en los dibujos tradicionales y herramientas de cálculo por sistemas CAD y CAE, creando un cambio rotundo en la industria de la construcción, ya que esto generó la optimización en tiempos y costos de los proyectos de ingeniería.

Una característica del método tradicional es la sucesión del trabajo por parte de los diferentes actores que intervienen en un proyecto generando infinidades de problemas, muchos de estos aparecen en las fases posteriores del ciclo de vida de una construcción y se pudieran evitar con la metodología BIM.

Un problema que conlleva trabajar con el método tradicional es que las representaciones no están ligadas entre sí, por lo que cada una es un modelo independiente y en caso de que exista una modificación se deberá ir a cada una de forma separada. Además, en caso de que se olvidara modificar alguna genera otro problema ya que si existe una incidencia, bien sea por una coalición entre elementos, o algún problema mayor, puede llegar a reflejarse en la fase de construcción y el costo de la modificación puede ser hasta 10 veces mayor que si se encontrara en las fases tempranas del proyecto dentro de un modelo. Por otra parte, en las fases de operación y mantenimiento no existía una metodología de prevención y predicción para poder anunciar hechos futuros que pueden llegar a ser hasta 3 veces el costo de la construcción. Otra característica es que estas representaciones no permiten la parametrización ya que simplemente contenían información básica.

Por ello y muchas otras razones, nació la metodología BIM, a raíz de esa necesidad que ha venido demandando en el sector de la construcción por muchos años. Para comenzar, se generó una nueva generación de programas que contuvieran modelos paramétricos con información multidisciplinaria y a su vez con sistemas de vinculación de datos.

Por ejemplo, en la parte de proyecto existe un modelo BIM con múltiples planos que dan seguimiento al modelo para que en caso de que exista una modificación, todo el modelo se actualice automáticamente siendo esto mucho más rentable que cuando se trabaja en CAD.

La metodología BIM permite que todos los actores del proyecto se muevan dentro de un entorno más digitalizado, compartido y colaborativo de manera que hay más interacción entre ellos y promueve que cada uno aporte sus criterios y conocimientos al principio del proyecto.

Además, busca tener una tendencia mayor en las fases tempranas del ciclo de vida de un proyecto, e ir bajando significativamente en las fases posteriores de manera que se eviten al máximo los contratiempos que generan una mala gestión y organización del trabajo.

Es evidente que implantar la metodología BIM en un sistema de trabajo o una empresa genera un alto costo, debido a que una serie de factores como lo son la digitalización de la empresa, coordinación de personas, procesos y herramientas, las cuales son variables que se deben tomar en cuenta.

En conclusión, ¿la metodología BIM es económicamente más rentable en comparación con el método tradicional de trabajo?

Sí, a pesar de que se deba aplicar en todas las fases del ciclo de vida de una construcción, es económicamente más rentable, ya que además, del crecimiento a gran medida que tendrá la empresa, abarcará un mayor espacio en el mercado y de no ser aplicada tendrá muchas limitaciones y se seguirá escuchando frases como “los sobrecostes excedieron los presupuestos iniciales” dejando así muchas obras inconclusas por no invertir en la formación e implementación de metodologías de vanguardia.